jueves, 24 de junio de 2010

Pequeñas narraciones intrascendentes V



El Peatón cuenta que….

Como si no hubiera cosas importantes que hacer, a veces me da por leer los avisos clasificados de “El Tiempo”. Si bien no es un ejercicio mental provechoso, al menos me actualiza en cuanto a la especulación inmobiliaria se refiere. Me hace sentir importante, algo así como un “broker” de “real estate” (¡Ah, caramba!), aunque mi análisis se limite al mercado inmobiliario del ciudadano de a pie. O sea, al precio del refugio que a duras penas puede conseguir con su escaso presupuesto y a título precario, un humilde peatón.

Hay de todo: 

En los Alcázares, por ejemplo, se arrienda una habitación a persona sola y triste; 

en Chapinero alquilan un cuarto a dama seria y honorable que trabaje, ojala fea; 

arriendan en Palermo sur un apartamentito con entrada independiente a pareja sin animales: piojos, pulgas, amibas y tenias no cuentan (al fin y al cabo el pobre también tiene derecho a criar sus animalitos); 

hay cupos en Teusaquillo para estudiantes diurnos sin hábitos nocturnos, preferiblemente sin sueños; 

dama responsable (de tres hijos seguramente) comparte habitación, todo incluido, con extranjero en Santafé, recibe dólares y euros; 

también se arrienda una pieza con baño en la Candelaria a pareja sin niños, está proscrita la alegría y prohibida la risa; mas yo me pregunto: ¿habrá algún motivo para reír?

Créditos foto: mi carpeta www.flickr.com

3 comentarios:

  1. Una no siempre tiene la conciencia de lo afortunada que es teniendo aunque sea una casita de un piso con jardincito.
    A mi me invitaron el otro día al cumpleaños de un niño que me dice Tita (diminutivo de abuelita).
    Mi hijo, paciente como es, me llevó a dicho evento.Cuando llegamos,toqué en uno de los departamentititititititos de aquel complejo habitacional llamado "Granjas México". La minúscula vivienda, según me explicaron después, consta de dos recamaritas, una salita-comedor, un bañito y una cocinita.
    Para no hacerte muy explicativo el asunto, nunca pudimos entrar, pues entre los invitados, el pastel y por supuesto el cumpleañero y sus papis, habían llenado hasta el último rincón del lugar.Temiendo un ataque de clautrofobia,nos limitamos a entregar el regalo que llevaba para el chiquillo y dijimos adios, sintiéndonos a salvo de que morir de sofocación.
    No te oculto que sentí admiración por los valientes invitados que se quedaron al pastel.
    Cariñitos de Doña Ku

    ResponderEliminar
  2. y no dudo, Doña Ku, que el niño y su familia disfrutaron de lo lindo el cumpleaños, porque la gente humilde, como el Aromo del poema de Atahualpa Yupanqui, "se hace flores de sus penas". Gracias por tu visita, mi querida Doña Ku. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. webwinkel beginnen en belasting webwinkel beginnen als hobby

    My web-site: beste webshops

    ResponderEliminar

No fue hurto agravado, fue un rapto de amor

Redacción El Espectador, 7 de diciembre de 2017 "En Melbourne, Australia, un sujeto ingresó a un local de venta de juguetes sex...