lunes, 30 de agosto de 2010

Asesinatos prosaicos



“Quid tam horribile, tam tetrum, quam hominis trucidatio?”
Lactancio, citado por Thomas de Quincey en el libro “Del asesinato considerado como una de las bellas artes”


Nada justifica un asesinato. Por grave que sea la ofensa recibida jamás se debe ejercer la venganza privada, pues, mal que bien (más mal que bien), existe la justicia de los hombres; y cuando ésta no se aplica (lo cual sucede a menudo), nos queda el consuelo de la justicia divina y aun de la justicia poética. ¡Qué fácil es decirlo!, pero en la práctica, cuando somos víctimas de una afrenta, así sea pequeña, nos convertimos en presa fácil de la ira y con alguna frecuencia llegamos a lanzar expresiones como: ¡Yo lo mato! Por fortuna tales verbalizaciones casi nunca se llevan al terreno de los hechos y terminan simplemente en la anécdota.

Sin embargo, no son pocos los crímenes producto de la ira, la banalidad y la intolerancia. La crónica roja de los diarios vespertinos da buena cuenta de esta afirmación. Hace unos días visité en la Feria del Libro de Bogotá el stand de Fundalectura donde hallé exhibido, en el anaquel de las lecturas recomendadas para adolescentes, un libro de Max Aub titulado “Crímenes ejemplares”. Al hojear el libro quedé perplejo ya no digamos por el delicioso humor negro del autor (que ya conocía), sino por la recomendación del libro por parte de la Fundación de marras como lectura apta para adolescentes, que, como sabemos, son tan proclives a la ira y a la intolerancia. Con todo, me tranquilicé pensando que se trataba de una suerte de psicología inversa que pretendía sensibilizar a los muchachos sobre lo absurdo del asesinato, más aún por motivos tan fútiles como los citados en el libro. Ahora bien, no estoy seguro de las bondades terapéuticas que pueda conllevar la catarsis a través del “asesinato prosaico” (si se me permite el término), pues quien quita que termine uno cogiéndole gusto al asunto y decida llevarlo a la práctica.

He aquí una breve selección de los que he dado en llamar “asesinatos prosaicos” de Max Aub, (que no tienen nada que ver con los “asesinatos estéticos” incluidos en el famoso libro de Thomas de Quincey) extractados de su libro “Crímenes ejemplares”:

“Roncaba. Al que ronca, si es de la familia, se le perdona. Pero el roncador aquel ni siquiera sabía yo la cara que tenía. Su ronquido atravesaba las paredes. Me quejé al casero. Se rió. Fui a ver al autor de tan descomunales ruidos. Casi me echó: - Yo no tengo la culpa. Yo no ronco. Y si ronco, ¡qué le vamos a hacer!, tengo derecho. Cómprese algodón hidrófilo… Ya no podía dormir: si roncaba, por el ruido; si no, esperándolo. Pegando golpes en la pared callaba un momento… pero enseguida volvía a empezar. No tienen ustedes idea de lo que es ser centinela de un ruido……Y no me daba la gana cambiar de casa. ¿Dónde iba yo a pagar tan poco? El tiro se lo pegué con la escopeta de mi sobrino.”

“Hacía tres años que soñaba con ello: ¡estrenaba traje! Un traje clarito, como yo lo había deseado siempre. Había estado ahorrando, peso a peso, y, por fin, lo tenía. Con sus solapas nuevecitas, su pantalón bien planchado, sus valencianas sin deshilachar… Y aquel tío grande, sordo, asqueroso, quizá sin darse cuenta, dejó caer su colilla y me lo quemó: un agujero horrible, negro, con los bordes color café. Me lo eché con un tenedor. Tardó bastante en morirse.”

“Salimos a cazar patos silvestres. Me agazapé en el tollo. ¿Qué me empujó a apuntar a aquel hombre rechonchito y ridículo, con sombrero tirolés, con pluma y todo?”

“¡Tenía el cuello tan largo…!”

“Lo maté sin darme cuenta. No creo que fuera la primera vez”

“Era bizco y yo creí que me miraba feo. ¡Y me miraba feo! A poco aquí a cualquier desgraciado muertito lo llaman cadáver…”

“Me salpicó de arriba abajo. Eso, todavía, pase. Pero me mojó toditos los calcetines. Y eso no lo puedo consentir. Es algo que no resisto. Y, por una vez que un peatón mata a un desgraciado chofer, no vamos a poner el grito en el cielo.”



En fin, invito a los lectores de “la pata al suelo” a colaborar, si quieren, con la lista precedente de crímenes prosaicos; claro está, siempre y cuando esa catarsis les ayude a limpiar el alma de rencores y a morigerar sus instintos primarios, pues no quiero ser responsable del delito de apología del crimen.

Por mi parte contribuyo con el siguiente:

Al subir al bus, el chofer arrancó a toda velocidad sin darme tiempo para asirme a la barandilla, haciéndome golpear la cabeza con el pasamanos. Luego frenó violentamente y me estrellé contra el vidrio de la cabina. ¡Salvaje!, le grité. ¡Eso es para que se acomode!, me respondió riendo. El sujeto pataleó desesperadamente bajo el volante mientras lo ahorcaba con la correa de mi maletín.

créditos foto: www.flickr.com uno y punto

14 comentarios:

  1. Asesinar a un chofer de bus es un crimen de carcel como cualquier otro.n Es un lástima. Este se lo merecia.

    ResponderEliminar
  2. Está todo muy bonito por aquí, con los botones para compartir el contenido en redes sociales y demás.
    El título de esta entrada está buenísimo, me gustó mucho, me trajo a leerla a pesar del trabajo.

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA, Aporto este que bien podría achacársele a Mersault, el personaje de Camus en el Extranjero: "Fue por el sol. El calor era insoportable."

    ResponderEliminar
  4. Darío:Rsultaste ser tan salvaje como el chofer,sólo lo es más, un luchador de origen indio a "medios chiles" y mariguano.
    En fin, allá tú, por mi parte suelo ser más sutil, por eso te mandaré por mail una novelita corta, que espero te agrade.
    Con mucho cariño: La tía Ku

    ResponderEliminar
  5. Huy chino Dari ahi si me la puso dificil. por que yo disfrutaria mucho ver juntitos tratando de compartir el mismo espacio a Cano, Jojoy y sus amigos con Jorge 40, Mancuso y sus amigos, es decir contemplar como se matarian estos verdaderos genios del asesinato. Imaginese una boina bomba que el regala mancuso a jojoy, o a cano sin sus gafas, pidiendo algo para calmar su sed y recibiendo un vaso con algún veneno agudo. En fin asi dejo esto ya me dio cosa

    ResponderEliminar
  6. Darío, veo que tu ejercicio de "asesinato prosaico" es como verse en un espejo de feria donde uno se ve deformado, feo, "asesino" y repulsivo. Creo haber interpretado el trasfondo de tu post. ¿o no?

    ResponderEliminar
  7. Como veo que el post ha causado ampolla (lo cual me satisface mucho), para tranquilidad de todos mis lectores “patirajados” de la pata al suelo, debo decirles que tengo más probabilidades de conquistar a Catherine Zeta-Jones, que de llevar a cabo mi inocente ficción criminal contra el pobre chofer de bus que, dicho sea de paso, es otra víctima de la infame guerra del centavo. Ahora bien, como acertadamente dice Dolores, la idea era vernos tan feos como podemos llegar a ser en el espejo deformado de la intolerancia y de la ira. Y si a alguien le queda duda, repito con Lactancio: "¿Quid tam horribile, tam tetrum, quam hominis trucidatio?”

    ResponderEliminar
  8. Hello There. I found your weblog using msn. This is an extremely well written article.
    I'll make sure to bookmark it and return to read extra of your helpful information. Thanks for the post. I will certainly return.

    my site online dietician Programs

    ResponderEliminar
  9. Excellent post. I used to be checking continuously this weblog and
    I'm inspired! Very useful information specially the closing part :) I handle such info a lot. I was seeking this particular information for a very lengthy time. Thank you and best of luck.

    Visit my blog ... author's
    external home page...

    ResponderEliminar
  10. I know this web site presents quality depending
    articles and additional stuff, is there any other web site which gives such things in quality?



    My homepage - Real Estate

    ResponderEliminar
  11. Please let me know if you're looking for a article writer for your site. You have some really good posts and I believe I would be a good asset. If you ever want to take some of the load off, I'd absolutely love
    to write some material for your blog in exchange for a link back to mine.
    Please blast me an email if interested. Regards!

    Also visit my web page: Author's external home page...

    ResponderEliminar
  12. Hi there just wanted to give you a brief heads up and let
    you know a few of the images aren't loading correctly. I'm not sure why but I
    think its a linking issue. I've tried it in two different web browsers and both show the same outcome.

    My web blog finance advisor

    ResponderEliminar
  13. Very good article. I will be facing some of these issues
    as well..

    my web page certifications in nutrition

    ResponderEliminar
  14. I have been browsing on-line greater than three hours today, but I by no means discovered any interesting article like yours.
    It is pretty price sufficient for me. Personally, if all webmasters and bloggers
    made just right content as you did, the internet shall be
    much more helpful than ever before.

    Look into my weblog gold

    ResponderEliminar

El canario que descubrió que los trinos en twitter eran lo suyo

(Créditos foto: www.flickr.com) “A la abeja semejante, para que cause placer, el epigrama ha de ser pequeño, ágil, pica...