lunes, 5 de marzo de 2012

Pregón del peatón

 

Conviene que todos sepan, señoras y señores, lo que piensa el peatón:

Los sujetos que van en coche, como otrora los de a caballo,

llevan candorosamente su estatus a cuestas

como el cangrejo ermitaño arrastra en la arena su vivienda de nácar.

Y cargan su pesado bulto de aquí para allá, y de allá para acá, ¡ay, hombe!,

pero ellos creen que no hacen sino rodar.

Llevan pegada la cuota del carro

como una piel de lagarto, insensible al placer de caminar.

Vienen contaminados con la malasangre del atasco y la peste del semáforo,

pero aún así exhiben con orgullo una bata de doctor que abraza la silla,

o el casco de ingeniero que protege la retaguardia del automotor.

Aman con ternura su posesión, aunque condenen sus huesos al duro catre,

más eso no importa, pues los entresijos del sueño no se ven.

Y encomiendan su estatus a la calcomanía del rosario de María santísima o al signo del pez,

según convenga al modelo del auto o de la confesión.

Pero no le perdonan la vida al peatón: el carro es para echarlo encima del bípedo implume. No faltaba más.

Porque a los peatones se nos envidia la movilidad,

esa libertad etérea que transita ligera paralela al asfalto

y bucea graciosa entre las piedras estáticas del río embotellado.

Nos envidian por sorbernos la lluvia y, si se quiere,

también el esmog.

Es cierto que los peatones nos derretimos un poco con el sol,

se sabe que se nos evaporan las ilusiones con frecuencia

y se nos gastan los pies contra el pavimento; pero,

aunque nos cueste la vida, ¿Cómo vamos a renunciar a esa felicidad tan pedestre?

(Créditos foto: "Mi pie izquierdo", foto de H. Darío Gómez A.)

14 comentarios:

  1. Me encanto, tal cual y....mucho más, pero un día tuve que pasar a dejar de ser peaton.
    Te dire que como pensaba mi padre el vehiculo es....divertimento, y asi lo uso el y así lo use y uso yo.
    Pero mis hijos no, todo cambia, todo cambia.

    Asi que te doy la razon y aplauado.

    Cariños

    CECY lo explica muy bien, paso por paso, ademas es un placer leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como tu padre y como tu, querida Martha, el automovil es para mí un divertimento. De hecho, el utilitario que permanece entre semana descansando burocráticamente en el garaje de mi casa, sólo es usado los fines de semana para huir del caos de la metropoli. Un abrazote.

      Eliminar
  2. muy muy buen blog, lo disfrute muchisimo. te dejo el mio. www.50postdeunreinoalien.blogspot.com
    muchos besos, nos seguimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, Jackie, por allá me asomaré con mucha curiosidad. Gracias por tu visita.

      Eliminar
  3. tu escrito es una radiografía del automovilista medio, ostentando sus logros y gustos, de paseos en su auto, sabias que alguna vez hice lo mismo?, ahora en cambio he regresado a mis tiempos de universidad CAMINAR, igual que lo hacia antes por necesidad económica, ahora por salud, el tiempo da cuenta de todo y de todos, saludos mi querido Peatón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El tiempo da cuenta de todo y de todos". Me gusta mucho esa sentencia, Amalia. Besos.

      Eliminar
  4. Jaja viva esta libertad tan pedestre. Me gusto mucho tu post de esta semana. Mientras Dios nos de salud seguiremos siendo participes de esa libertad.

    ResponderEliminar
  5. Hoy abrí mi blog, (al que tengo un poco descuidado?,leí tu comentario y vine a visitarte, me ha gustado todo lo que he leído,volveré, no es una amenaza sino un hecho.
    Besitos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Eugenia. Siempre serás bienvenida a este espacio pedestre. Aprovecho para felicitarte por esa extraordinaria condición de mujer.

      Eliminar
  6. Gracias peatones por no enrarecer el aíre, ni lanzarnos al rostro ese agobiante humo que nos indigna.
    Gracias por pasar tarareando una pegajosa melodía, siempre optimizando el momento.
    Gracias por ensanchar el mundo natural, por incentivar a la industria zapatera y por incrementar esos holas y esos adioses que purifican el alma.
    Gracias sobrino por ser tener unas patotas y caminar lo que yo ya no puedo.
    Por eso y más te quiere tu tía Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. patotas del número 44 (12 EUA) para caminar aprendiendo a tu lado, mujer maravillosa. Un abrazote, tía Ku.

      Eliminar


  7. ¡¡Feliz día de la mujer para ti!!

    Siempre hay una mujer a nuestro lado, madre, hermana o amante esposa.
    Ante ella hoy me inclino rindiendo mis respetos y admiración.

    Una mujer no merece un día para honrarla, sino toda una vida para ensalzarla,
    porque es maravillosa creación del Señor para germinar el cielo.

    Un abrazo

    María del Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabias tus palabras, María del Carmen. Acá en mi blog, tamién dejé una flor para tí, mujer espléndida.

      Eliminar

Héroes insospechados y clandestinos

“Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes más grandes de la historia.” Walt Whitman Irene & Cia. Una muchac...