lunes, 12 de marzo de 2012

Soneto de la mujer que mira un buque zarpar

(Puerto de Cartagena, Colombia. Foto de OmarD, www.flickr.com)

(Por H. Darío Gómez A.)


Eterno viajero de cabotaje


Atracaste a salvo en mi ensenada,


Tu buque ancló pacífico en la rada


Merced a mi abrigo del bravo oleaje.




No estaba yo para extraviar tu viaje,


Ni aun  para dilatar tu partida,


Pero me empeñé en orientar tu vida


Hacia los confines de mi paraje.




Mas, tu destino estaba en otro puerto


Y con fácil billete de regreso


Dejaste al partir mi corazón yerto.




¡Oh dulce melancolía de tu ausencia!


Dolor por saber tu recuerdo muerto.


¡El olvido es de la soledad esencia!

9 comentarios:

  1. Peatón, me pareció lindo tu poema de esa despedida desde la visión enamorada de una mujer. Además, como maestra te digo que el soneto está impecable, también desde el punto de vista gramatical. JAJAJA no se me quitan llas manías lingüísticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. doña Lola, en verdad me ceñí a los puristas para realizar este "ejercicio" literario: soneto de dos cuartetos y dos tercetos con versos endecasílabos que riman el primero con el último en los cuartetos, y el primero con el tercero en los tercetos (¡Ah, caramba!, qué lata)

      Eliminar
  2. Ni idea de si es perfecto o no, simplemente me llego.
    Sabes??? tal vez privilegio de la edad??? solo dejo a mi ser, llevarse libremente por sus sentidos.
    Una vez fui una mujer que vio partir y llegar, partir y llegar, durante muchos años.
    Hay profesiones que son una eterna llegada y despedida.

    Precioso leerte.

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Perfecto para nada, Abu. De hecho es sólo un simple ejercicio lingüístico realizado por el simple placer de ejercitar la gramática. Al igual que tu, coincido con el, ese sí poeta, León Felipe cuando afirma:

    "Deshaced ese verso,
    quitadle los caireles de la rima,
    el metro, la cadencia
    y hasta la idea misma.
    Aventad las palabras,
    y si después queda algo todavía
    eso
    será la poesía."

    ResponderEliminar
  4. que bonito lo dices, un adiós en tus palabras se vuelve poesía, hay cosas en la vida que no se les puede cambiar el derrotero, como el amor de marinero, saludos querido Peaton

    ResponderEliminar
  5. Darío: Me gustan tus bellas metáforas marinas.
    Alguna vez traté de versar con rima y me salió algo bochornoso.
    Desde entonces me digo qué o cuento los versos o hago poemas.
    ¡Que desastrosa te salió la tía!
    Muchos saluditos: Doña Ku

    ResponderEliminar
  6. webwinkel beginnen wat verkopen internetwebshop

    Here is my webpage ... een Webwinkel beginnen

    ResponderEliminar

Los puntos susp......versivos

En el reino de las líneas, los puntos eran vistos con desconfianza. Y era natural, pues las líneas, siempre organizadas como un...