viernes, 27 de abril de 2012

Con todo el rigor científico


 (créditos foto: de Jorge Lizana, www.flickr.com)
"Lo que se necesita no es voluntad de creer, sino el deseo de averiguar, que es exactamente lo contrario" Bertrand Russell.

Nos llamaban científicos. Sin embargo éramos tan solo agnósticos con una enorme curiosidad científica. En nuestras mentes  alojábamos inconfesables anhelos  de creer en Dios, pero nuestro rigor científico sólo nos permitía tal posibilidad, previa demostración  basada en la evidencia.     Para satisfacer nuestro deseo vehemente, acometimos un estudio comparado de algunas religiones,  encontrando que los ángeles son comunes a varias de ellas. Creímos conveniente acercarnos al conocimiento de Dios a través de tales seres, considerados por los creyentes como espíritus celestes, criados por el mismo Dios para su ministerio. 

Para tal efecto, solíamos capturar ángeles que luego eran  cuidadosamente estudiados y clasificados en nuestro laboratorio.  Procedíamos de la siguiente manera: escogíamos al espécimen teniendo en cuenta la mayor o menor dificultad en su captura. Desde luego  los ángeles de la guarda resultaban presas relativamente fáciles.  Los primeros en caer eran los más veteranos,  circunstancia lógica si se tiene en cuenta que   después de guardarle la espalda a unos sujetos por más de setenta años, los especimenes en cuestión ya se encontraban suficientemente cansados.    Una vez identificado el prójimo que considerábamos adecuado,  uno de los nuestros se  atravesaba entre él y su ángel de la guarda, mientras que los otros capturaban al espíritu celestial con una red elaborada especialmente para tal menester. Lamentablemente este procedimiento tenía un desagradable efecto colateral. Concretamente, el antiguo portador del ángel, ya sin su protección, caía aparatosamente a una alcantarilla sin tapa, era arrollado por un autobús o resultaba siendo víctima de una bala perdida. Digamos que eran los costos marginales de nuestro aprendizaje científico. Claro está que con dicha práctica  llegamos a tener en nuestro "angelario"  centenares de ángeles, arcángeles, dominaciones, poderes, principados, querubines, serafines, tronos y virtudes. En nuestro haber tuvimos ángeles de dos, cuatro y hasta seis pares de alas, siempre uniformes, algunas muy delicadas, tal vez hechas de polvo de estrellas, ya que se deshacían en arco iris multicolores cuando intentábamos  pegarlas con alfileres a nuestro álbum. Pero todo fue en vano.

Nunca pudimos demostrar la existencia de Dios,  ni logramos encontrar eso que llaman, paz en el alma; pero en cambio llegamos a tener la colección de ángeles más grande del orbe.  Sobra decir que nuestra organización se disolvió  sin pena ni gloria. Supe que algunos camaradas abrazaron,  sin fe,  diferentes confesiones y sectas, otros fundaron prósperas iglesias y  los demás se diluyeron en la sopa espesa de la rutina.

Con todo, tengo la impresión de que algunos han vuelto a las andanzas. El aumento en las estadísticas de muerte accidental así lo sugiere.

16 comentarios:

  1. creo conservar el mío aún, afortunado yo

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah malvados, ¿con que ustedes son los culpables del estado en que se encuentra la humanidad?!, ¡son unos viles y unos desalmados!
    Con razón de pronto me sentí desprotegida, yo pensé que era mi imaginación, pero eso de quedarme sin ángel, ¡buaaa, lo voy a extrañar!, pues aunque era medio sordo y de vez en cuando le fallaba la memoria, todavía me era bastante útil, pues me avisaba (a veces tarde) que había dejado la puerta abierta, que ya me había duchado o que ya me había tomado la pastilla para normalizar la presión.
    Hoy día, a veces me ducho dos veces al día (o tres), olvido las llaves, siento mareos por no tomar a tiempo mi píldora mágica y hasta se me quema el agua.
    ¡ES QUE HAY CADA OCIOSO!
    Cariños a mi sobrino, (esperando que no haya participado en este espantoso desastre): Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te afanes, tía. Tienes muchos ángeles de la guarda, y todos te quieren mucho.

      Eliminar
  3. Malo , malo quien se llevo el Angel de mi adorada madrecita!!!!!!
    Ella era demasido buena.

    Pero yo.....no... asi que le he enseñado a mi angel defensa personal, ni ahí que se dejara atrapar!!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar



  4. Hoy estamos de celebración, La gata coqueta ha cumplido cuatro años de puertas abiertas a la calidez de la amistad y a la ética de los sentimientos.

    ¿Me acompañas?

    El champagne para festejar,
    En grado óptimo te espera
    Y en sus burbujas, la sonrisa puedas reflejar

    La tarta también la termino de recibir,
    Para endulzar
    El camino sin a la dieta cohibir

    Las rosas de la floristería van entrando
    De diferentes colores,
    Para ir reinando, con aromas de coquetería

    Y el piano al fondo ya está interpretando
    “Amigos para siempre”
    Quienes te darán la bienvenida brindando

    ¡¡CHIN CHIN!!

    Y por sorpresa dos regalos;

    *Un abrazo con mucho amor
    *Y ¡Gracias por tu cariño!
    Que te seducirán el corazón

    Un dulce y tierno beso

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  5. así es que uds. son los que están desangelando al mundo... creo que tendrán que abrir las puertas y devolver la colección, por las dudas no aparezcan por esta parte del mundo....
    saludos querido Peaton hermosa fantasía la de hoy

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja... sí, debe ser eso, que algunos han vuelto a las andadas y han dejao sin protección a tanto accidentao, jajajaja, espero hijo mío que no prosperen los de las andadas, no vaya a ser que peligre mi ángel, que muy cansao no creo que esté porque la verdad no le he dado mucho trajín, pero mira, es que me hace ilusión no morirme, y si acaso tengo que hacerlo, por favor en mi cama: ni caida en alcaltarillas, ni atropellada por autobús, ni que me encuentre un balazo perdido... propongo que llames a Hipolito Petaca y que les dé a los de la Guarda unas lecciones particulares para que si llegara el caso, estén al loro (no sé si se dirá esta expresión por allí, significa alerta, al quite), y, como quien no quiere la cosa, todos vivitos y coleando.
    Me ha encantao la entrada!!!

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste reír con ganas, apm. Por acá decimos estar mosca (por estar alerta, aguzado) Un besote, amiga.

      Eliminar


  7. Deseo pases un muy buen fin de semana
    Y hago lo posible para que vuelen hacia ti
    Estos mis sentimientos…
    En los ojos una sonrisa por simpatía
    En los labios un beso por valentía
    Y en el corazón un abrazo mimoso por garantía

    María del Carmen


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus sentimientos tan positivos. Me alegraste la tarde, M del Carmen. Te devuelvo los besos doblados.

      Eliminar


  8. Deseo pases un muy buen fin de semana
    Y hago lo posible para que vuelen hacia ti
    Estos mis sentimientos…
    En los ojos una sonrisa por simpatía
    En los labios un beso por valentía
    Y en el corazón un abrazo mimoso por garantía

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  9. It's a shame you don't have a donate button! I'd certainly donate to this fantastic blog! I suppose for now i'll settle
    for bookmarking and adding your RSS feed to my Google account.
    I look forward to brand new updates and will share this
    website with my Facebook group. Talk soon!

    my blog ... best cellulite treatment

    ResponderEliminar

Los puntos susp......versivos

En el reino de las líneas, los puntos eran vistos con desconfianza. Y era natural, pues las líneas, siempre organizadas como un...