miércoles, 12 de diciembre de 2012

Libelo contra los lunes

(Mi padre en un paseo, la víspera de un lunes. Foto familiar 1955)


Lo peor del domingo es que le sigue el lunes. El lunes es un día circunspecto que infecta al pobre domingo con la víspera del examen final, la tarea del colegio, el comité de gerencia o peor aún, con la conciencia infinita del desempleo que se siente en las cafeterías de barrio los lunes a las diez de la mañana. El lunes cuando no es festivo es patronal, incisivo, trascendente, amenazador, mezquino, inoportuno. Y si es festivo termina por contaminar al inocente martes con su síndrome iniciático laboral. Pienso con el poeta Ciro Mendía que deberían proscribir el lunes del calendario semanal y cambiarlo, claro está, por otro sábado (para no descompletar el almanaque).

Se reciben firmas para coadyuvar el presente libelo infamatorio contra ese nefando día. No es sólo cosa mía, aclaro. El aludido poeta (ilustre hijo del municipio de Caldas, Antioquia) me antecedió hace años en el empeño con el siguiente escrito políticamente incorrecto:

"CONTRA EL LUNES"

Lunes. El lunes es un día feo,
es el día más largo y más pesado,
el más estrecho, el más desfigurado
y el más inútil de los días, creo.

Es un día sin Dios y sin recreo
un paranada, tonto y desgraciado,
yo cuando veo un lunes a mi lado
lo maldigo, lo insulto y lo pateo.

Si es el día más simple y ordinario,
yo te pido, moroso calendario,
que lo tires al mar y a los atunes.

Si es un burgués infecto, nulo, bajo,
y es, en fin, el heraldo del trabajo,
hazme hoy mismo otro sábado del lunes.


12 comentarios:

  1. No se que ha pasado con el escrito del poeta de Caldas, espero que lo incluyas aunque sea en un anexo pues me quedo con las ganas de saber lo que decía. De cualquier manera es cierto que las tardes de domingo se estropean solo de pensar en los deberes y trabajos que aguardan el lunes y que hay que encarrilar desde la víspera. Solo los jubilados disfrutamos del domingo y del resto de los días como si todos fueran domingos, jaja...
    Alguna ventaja tiene el haberse hecho mayor.

    ¡Me encanta la foto antigua!
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento la omisión, querida Chela. Estas cosas suelen sucederme los lunes, los martes y a veces los miércoles. Pero ya quedó subsanada la omisión. La foto es de mi padre a mediados del siglo pasado. Gracias por tu visita. un abrazote.

      Eliminar
  2. Me adhiero al comentario de Chela (bellisima dama española)

    Yo firmo donde??????

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí mismo, querida Martha. Yo ya llevo tu firma escrita con letras indelebles en el corazón. Un fuerte abrazo.

      PD: Ya quedó subsanada la omisión lunática (de lunes, claro está)

      Eliminar
  3. jajajaja, vea, ¡qué perezozo nos salió el peatón!. ah, pero eso sí,yo también firmo la petición con la abuela ciber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, que bueno tenerte por acá. Eso de la pereza, querida Lola, es para tomarlo en serio. En Itagüí, cerca de Medellín, la tierra de mi padre, se celebra cada año el día oficial de la pereza. a mí es que me da mucha pereza celebrarlo, pero que lo hay, lo hay.

      Eliminar
  4. Vuelvo a terminar la lectura de este post.
    Y ahora que ya se ha dicho todo lo malo de los lunes, voy a romper una lanza en su favor para contrarrestar a sus detractores, utilizando un fragmento de los versos que incluyes.

    Si el lunes es el "HERALDO DEL TRABAJO" es para celebrarlo ahora que aumenta de forma alarmante el número de parados (actualmente en España ronda los cinco millones). Tener trabajo es tener garantía de pan. ¡Bendito lunes!

    Ya percibía yo el encanto de la foto de tu padre. Con esa elegancia y compostura vestían los jóvenes de mi época.

    Voy a agradecer a Abuela Ciber el adjetivo que me dedica.

    Abrazos y saludos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Chela, por supuesto que tu apreciación sobre los lunes es la correcta. Acá el único irresponsable soy yo (risas). Menos mal tengo adorables amigas, como tú, con sentido común, que no comen cuento.

      Gracias por tu comentario sobre la foto de mi padre, bellísima dama española.

      Eliminar
  5. Darío: convendrás conmigo que si hay algo peor que el lunes, es un lunes sin internet, que es precisamente lo que le pasó a tu tía.
    Pues, buenooo, sigo batallando con la tecnología, pero al menos puedo poner mis locas letras en tu blog.
    Por acá se dice por ejemplo qué: "Los lunes ni las gallinas ponen". Y es verdad, si tienes oportunidad de salir a la calle a eso de las ocho de la mañana, verás una especie de adormecimiento hasta en los animalitos. Todo camina a paso atortugado y los bostezos son tan contagiosos como una epidemia.
    Por lo general, los que amanecieron con resaca hacen el famoso "san lunes", o sea, no van a la chamba. El más afectado es el sector de la construcción.
    En fin, por mi parte y aunque, como dice Chela, ya no me afectan los lunes, voto por que se borren del calendario.
    Como colofón te comento, que no me hubiese disgustado nada ser tu mamá.
    Ejem... recibe mi cariño de siempre: Tu mexicana tía: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si, mi viejito tenía su "pinta", como decimos por acá. A mí tampoco me hubiera disgustado que fueras mi mamacita, tía Ku. Un abrazote.

      Eliminar
  6. Vale, querida Martha. Montemos una fábriba de sábados para contrarrestar la producción masiva de bostezos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los puntos susp......versivos

En el reino de las líneas, los puntos eran vistos con desconfianza. Y era natural, pues las líneas, siempre organizadas como un...