viernes, 13 de febrero de 2015

Currambero glacial








El Carnaval de Barranquilla no es simplemente un evento festivo para celebrar las carnestolendas; es un estado del alma, una verdadera cosmovisión, parte del matalotaje que nos llevamos puesto como un abrigo que nos protege del frío de la melancolía, cuando estamos lejos del terruño. Este currambero glacial así lo demuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

“En los llanos del setenta”, patrimonio inmaterial de la humanidad

En buena hora Unesco declaró los cantos de vaquería de los llanos de Venezuela y Colombia como patrimonio inmaterial de la humanidad. E...