jueves, 13 de agosto de 2015

Décima del 13 de agosto

(foto de Univalle)

Ahora mismo se me ocurre
que perdonar es un don santo;
olvidar no da para tanto
aún más si la ofensa recurre.
Si el criminal el bulto escurre
y al juez penal no comparece
la verdad, a mí me parece,
será de nuevo traicionada.
Garzón, tu muerte no se olvida,
menos tu vida, que renace.
Darío Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Héroes insospechados y clandestinos

“Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes más grandes de la historia.” Walt Whitman Irene & Cia. Una muchac...