lunes, 19 de octubre de 2015

La esperanza de la paz

-->


Sin pretender afirmar, con Camus , a través de uno de sus personajes del “malentendido”,  que ningún alma es completamente criminal y que hasta los peores asesinos tienen momentos  de compasión, me conmueve la idea de imaginar que los violentos de todas las pelambres, de izquierda y derecha, lograrán anteponer el supremo bien de la paz  a sus mezquinos intereses económicos o vindicativos.


(foto de H. Darío Gómez A.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El canario que descubrió que los trinos en twitter eran lo suyo

(Créditos foto: www.flickr.com) “A la abeja semejante, para que cause placer, el epigrama ha de ser pequeño, ágil, pica...