viernes, 11 de noviembre de 2016

Lo cursi




Buscando entre mis libros encontré esta perla que escribí hace casi treinta años, y me recordó, una vez más, que la cursilería tiene su tiempo y su encanto.

SOS

He tirado al mar del deseo mi única botella
con la esperanza del rescate.


Esto, o algo parecido dice el mensaje:
Que tu boca llegue pronta a refrescar mis áridos labios
de náufrago penitente,
Que tus dedos, sutiles extensiones del tacto,
vengan a calmar la sed de mis poros resecos
por las caricias de la soledad inclemente.

Mas, si te parece cursi el mensaje,
limitémonos a lo prosaico:

Se trata sólo de un beso y un abrazo.

2 comentarios:

  1. Lindos versos peatón,cursis? no ,el amor el amor quien no tienes sus momentos romanticos llamados malamente cursis? me gusto Señor gracias por compartirlo y me agrada llegar a este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Guadaluna por tu comentario tan generoso. Bienvenida a este espacio del peatón. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

“En los llanos del setenta”, patrimonio inmaterial de la humanidad

En buena hora Unesco declaró los cantos de vaquería de los llanos de Venezuela y Colombia como patrimonio inmaterial de la humanidad. E...