lunes, 17 de febrero de 2014

El Régimen Subsidiado de Salud a lo montañero (III)



(En cómodos fascículos semanales)
 
Glosario del Régimen Subsidiado de Salud
(Caricatura de Ricky, easpgps.wordpress.com)


Dictado por el maestro Feliciano Ríos (zapatero remendón) al peatón, que funge como Secretario Ad Hoc.
Por: H. Darío Gómez Ahumada, febrero de 2014

“A despecho de muchos metafísicos, el nombre no es la cosa”, decía mi profesor  Gaviria(5), un señor muy letrado parecido a Papá Noel. Mas, aunque yo no sé mucho de filosofía, creo que en muchos casos el nombre nos ayuda a comprender la cosa. Y nuestra bendita ley 100 de salud sí que está llena de nombres curiosos (como les conté en la clase anterior),  que desde luego conviene definir para que me entiendan mejor estas lecciones tan aburridoras pero necesarias. Acuérdense, muchachas y muchachos, que quien no conoce sus derechos mal puede exigirlos. ¡Ah, caramba, agüita pal orador!

En fin, como yo soy tan desordenado (miren nomás mi taller de zapatero), no voy a decirles las definiciones en orden alfabético (que es como debiera), sino en el orden en que se me vienen a esta mente de “mente”, ¡otra voz!, mente de viejo (para el caso lo mismo da), que es como una revueltería de olvidos y recuerdos. Inicio, pues, con las siguientes definiciones que no por libres son menos acertadas:

SISBEN: ¿Qué es el SISBEN?, mejor comienzo diciéndoles lo que no es, porque así es más fácil de explicar: el tal SISBEN no es un derecho, ni un régimen de afiliación a la Seguridad Social en Salud. ¿Y entonces, qué es?, se preguntarán ustedes…… y yo les responderé que el SISBEN es una sigla que significa: Sistema de identificación de posibles beneficiarios de programas sociales del Estado. Eso es, hagan de cuenta, una encuesta (parecida al censo de población) inventada por el Gobierno Nacional, que le aplican los territorios a la gente pobre y vulnerable para medir sus condiciones de precariedad (otro nombre para la pobreza), de modo que entre más vaciada, la gente tiene mayor prioridad para ser beneficiaria de los programas sociales de los departamentos, distritos y municipios, entre ellos, la salud, cómo no. En otros países miden la riqueza, pero acá estamos tan mal que nos toca medir la pobreza de uno a seis, donde los paisanos calificados con uno (1) son los más pobres y los que sacan seis (6) ya no son pobres, como quien dice, de uno a tres nos rajamos en riqueza y entonces nos largan el salvavidas del subsidio. Así que escondan el Betamás cuando les llegue a la casa el encuestador del SISBEN, no vaya a pensar que por tener un electrodoméstico tan bacano ustedes ya no son de pata al suelo como el suscrito, y pierdan el subsidio. Mentiras, es por charlar. Al contrario, esas encuestas tienen que ser muy responsables para que no haya injusticia, es decir, que le den al que no necesita o le nieguen al que está de verdad necesitado. O en palabras del poeta Campoamor:

"Pues, como dice el refrán,
en esta santa misión
no están todos los que son
ni son todos los que están" (6)

¡Aí ta la Virgen! Lo cierto es que con el SISBEN los departamentos, distritos y municipios pueden asignar de manera más equitativa (focalizar dicen) los subsidios a la demanda, que así es como llaman a los subsidios de salud con que las personas se pueden afiliar al Régimen Subsidiado a través de una Entidad Promotora de Salud (EPS), siempre y cuando hayan sido ponderados como pobres de los niveles uno (1) y dos (2) y en algunos casos tres (3) en la encuesta SISBEN. ¿Entendieron? Si no, pregunten de una vez o averigüen con don Aníbal, el de la farmacia, que les aplicará donde sabemos otra dosis más dolorosa... de verborrea, digo.

Régimen Subsidiado: Es la forma de afiliación de la población de pata al suelo (pobre y vulnerable de los neveles 1 al 3 del SISBEN, o sea sin capacidad de pago) a la Seguridad Social en Salud, mediante el otorgamiento de subsidios a la demanda (los que les expliqué arriba, ¿se acuerdan?). Con estos subsidios, el departamento, distrito o municipio paga a la EPS de cuenta de cada afiliado la afiliación al Régimen Subsidiado de Salud, ¿me siguen?.   

Ahora ya les queda claro que uno no se afilia al SISBEN, que es una encuesta (o mera preguntadera) con calificación de pobreza, sino que la afiliación es al Régimen Subsidiado de Salud, a través de una Empresa Promotora de Salud o EPS que llaman, de cuenta de los subsidios que otorga el ente territorial (departamento, distrito o municipio) a la gente de pata al suelo. 

Bueno, pues, muchachas y muchachos. Así poco a poco, como aplicando un supositorio, los voy introduciendo en esto del Régimen Subsidiado de Salud. Por hoy ya estuvo bien la cosa. Hasta el próximo fascículo (por aquello del supositorio). ¡Pórtense bien pa que pasen maluco!



(5)     Gaviria Díaz, Carlos, Prólogo a “La voz del viento”, selección de artículos de Carlos Castro Saavedra, Editorial Universidad de Antioquia, 1989.
(6)  Argos, "Refranes y dichos", Editorial de la Universidad de Antioquia, 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Héroes insospechados y clandestinos

“Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes más grandes de la historia.” Walt Whitman Irene & Cia. Una muchac...